1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

AfD traza líneas programáticas en su quinto congreso

El partido de extrema derecha busca representar un “patriotismo sin complejos”, defendió el buen idioma alemán y rechazó la llegada de inmigrantes.

El partido de extrema derecha alemán AfD decidió en el primer día de su congreso programático, realizado en Stuttgart este sábado (30.04.2016) oponerse a la inmigración como fuente de la fuerza laboral que tanto necesita la economía. Asimismo, una mayoría de los casi dos mil delegados que llegaron al encuentro del partido liderado por la empresaria Frauke Petry se manifestaron en contra del ingreso de Turquía a la Unión Europea.

Por primera vez desde su fundación, el partido adoptará un manifiesto, donde se espera que se incluya la frase “El islam no pertenece a Alemania”, así como alguna referencia al salario mínimo. Alternativa para Alemania (AfD por sus siglas en alemán) es un partido que busca aprovechar el creciente descontento con la política de brazos abiertos impulsada por la canciller Angela Merkel con respecto a la oleada de refugiados que presionó las fronteras de Europa.

Una escasa mayoría del 52 por ciento, además, aprobó la propuesta de los líderes del partido de disolver la representación del partido en Saarland, donde fueron acusados de tener contacto con grupos extremistas de ultraderecha. Asimismo, hubo alusiones a las “violaciones lingüísticas” que sufre el idioma alemán, así como lecturas de saludos del partido de extrema derecha austríaco FPÖ, el “partido del futuro presidente de Austria”, dijeron.

“Patriotismo sin complejos”

El partido se presentó dividido entre dos almas, una más radical representada por el copresidente Jörg Meuthen y una más moderada, encarnada por Petry. Las ovaciones, sin embargo, se las llevó Meuthen con frases como que AfD representa un “patriotismo sin complejos”, dispuesto a “presentar resistencia a la llegada incontrolada de inmigración de otras culturas” y a impedir que “en pocos años acabemos no reconociendo nuestro país”.

También se proclamó a un candidato propio para la presidencia del país -a renovar el próximo año-, puesto que recayó en el veterano Albert Glaser, quien lanzó la propuesta de conceder asilo a los musulmanes que apostaten de esa religión. AfD tiene dos eurodiputados, escaños en 6 de las 16 cámaras regionales del país y el pasado marzo se alzó con un 24 por ciento en el estado federado de Sajonia Anhalt (este), así como un 15 por ciento en Baden-Wüttemberg, “Land” liderado por el Verde Winfried Kretschmann.

DZC (EFE, dpa)


DW recomienda