Advierte Rajoy que las reformas no tendrán efecto a corto plazo | Europa al día | DW | 15.02.2012
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa al día

Advierte Rajoy que las reformas no tendrán efecto a corto plazo

A la larga, las medidas "sentarán las bases para el crecimiento y la creación de empleo futuros", dijo el presidente del gobierno español.

default

Mariano Rajoy, en foto de archivo.

El presidente del gobierno español, Mariano Rajoy, advirtió hoy de que nadie debe esperar efectos a corto plazo de las reformas iniciadas por su Ejecutivo para luchar contra la crisis económica, entre ellas la controvertida y dura reforma laboral aprobada la semana pasada.

"No van a tener efectos a corto plazo", dijo Rajoy en el Congreso de los Diputados, pero "sentarán las bases para el crecimiento y la creación de empleo futuros". Los efectos a corto plazo los impide la situación económica internacional, particularmente la europea, alegó.

Desde que asumió el poder el pasado 21 de diciembre, Rajoy ha puesto en marcha un amplio plan de reformas y medidas para luchar contra la crisis económica en la que España se encuentra sumida desde hace cuatro años.

Este plan, en el marco del cuál el gobierno aún anunciará más medidas en el futuro, incluye una reforma presupuestaria, una financiera y una reforma laboral, ésta última la más controvertida hasta el momento.

Se trata de la reforma laboral más profunda en la reciente historia democrática de España y está en vigor desde el domingo. Junto al abaratamiento y la facilitación del despido, abre la puerta a que las empresas rebajen los salarios de los trabajadores y facilita y acelera también los despidos colectivos.

Los sindicatos han anunciando movilizaciones contra ella que pueden acabar en una huelga general en un país con casi 5,3 millones de desempleados, un 22,85 por ciento de la población activa.

El secretario general del Partido Socialista (PSOE), Alfredo Pérez Rubalcaba, criticó hoy en el Congreso de los Diputados, durante la sesión de control al gobierno, una reforma laboral que establece el "despido libre y gratuito" y supone "una enmienda a la totalidad" del sistema de relaciones laborales que se ha construido desde el regreso de España a la senda democrática.

"Las medidas que estamos adoptando están a la altura de la gravedad de la situación que dejó el gobierno socialista", respondió Rajoy al líder de la oposición. El jefe del Ejecutivo argumentó que su gobierno trabaja "para la gente" e insinuó que no gusta a los sindicatos porque les hace perder poder.

Además, recordó que la reforma laboral que implementó el anterior gobierno, encabezado por el socialista José Luis Rodríguez Zapatero, "no sirvió para nada" porque no bajó el desempleo.

DPA

Editor: Enrique López

DW recomienda