1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Economía

Adiós a la corona eslovaca

Este primero de enero Eslovaquia adoptó al euro como moneda de pago convirtiéndose en el decimosexto país de la Unión Europea que implementa la moneda común.

default

Un nuevo euro eslovaco.

Los cajeros automáticos eslovacos emiten desde hoy euros y nada más. Aunque se puede pagar aún en coronas eslovacas hasta el próximo 16 de enero, el euro se ha convertido en un abrir y cerrar de ojos en divisa de pago en la mayor parte de tiendas y restaurantes.

Los eslovacos no han tenido mayor problema en despedirse de su moneda, de hecho impera alegría por su llegada: dos tercios de la población la aplauden. Desde que Eslovaquia entrara a formar parte de la Unión Europea en el 2004 su economía ha registrado un notable crecimiento. Además los expertos financieros esperan que la incorporación del euro suavice el impacto de la crisis financiera mundial, gracias a una mayor convergencia con los estados más ricos de la UE.

Buena sombra lo cobija

Übergabe der neue Euroscheine in der Slovakei

Jean-Claude Trichet, BCE y Ivan Sramko.

El gobernador del Banco Central Eslovaco, Ivan Sramko, indicó que gracias al "anclaje estable" la economía pequeña y muy abierta de su país logrará proteger mejor sus intereses económicos. También el ministro de Finanzas Jan Pociatek se muestra aliviado al recordar que "especialmente en el momento de una crisis financiera es visible que las pequeñas monedas no pueden soportar las presiones del mercado".

Aunque por le momento los 5,4 millones de eslovacos serán los más pobres del club euro con un PIB per capita del 71 por ciento promedio imperante en la UE, han depositado sus esperanzas en que el paso dado les traerá crecimiento económico. De hecho desde que se unió al conglomerado europeo, Bratislava ha visto cambiar sus fachadas de la era comunista por restaurantes y boutiques de lujo.

El banco central fijó en julio del 2008 el tipo de cambio definitivo con lo cual evitó todo tipo de especulación con la moneda nacional. Unirse al euro ha coronado una década de transformación. En el 2008 la economía eslovaca registró un crecimiento del 10, 4 por ciento y el gobierno prevé un crecimiento del 4 por ciento para el 2009, a pesar de que se espera un retroceso de exportaciones especialmente de su industria de fabricación de coches y de televisores.

329 millones de personas

Euromünzen aus der Slovakei Rückseite

Una moneda fuerte.

Así este primero de enero la eurozona pasa a sumar casi 329 millones de personas y Eslovaquia deja atrás a otras naciones del este europeo como Polonia, Hungría y la República Checa. Algunos analistas prevén que este podría ser el último ingreso a la eurozona por algún tiempo debido a las presentes turbulencias financieras. Pero el gobierno de la República Checa anunció hoy que en noviembre próximo dará a conocer la fecha definitiva de su incorporación.

Desde su creación en 1999, forman parte de la zona euro Alemania, Francia, Italia, Holanda, Austria, Luxemburgo, Bélgica, España, Portugal, Irlanda y Francia. Les siguieron Grecia, Eslovenia, Malta y la República de Chipre. El Reino Unido, Dinamarca y Suecia han renunciado hasta el momento a una unión.

En el caso de Gran Bretaña un 71 por ciento de la población está en contra de unirse a la eurozona a pesar de la pérdida de valor que ha registrado la libra esterlina especialmente en las últimas semanas. "En la isla no se debate en absoluto la posibilidad de implementar el euro" aclara tajante el primer Ministro, Gordon Brown.

DW recomienda