1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Adén pide ayuda para contener a los hutíes

Mientras tanto, la aviación árabe contabiliza más de mil ataques aéreos sobre Yemen. Hoy ha aterrizado en la capital, Saná, otro cargamento de ayuda humanitaria de la Cruz Roja.

Los seguidores del presidente yemení, Abd Rabu Mansur Hadi, pidieron este sábado (11.04.2015) ayuda urgente para defender del avance de los rebeldes hutíes la ciudad de Adén, en el sur del país, mientras aviones de combates saudíes bombardearon la academia militar de la capital, Saná. Según el portavoz de la denominada Milicia de Resistecia del Sur, Abdel Salam Atef, el grupo pidió ayuda a todos los leales a Hadi de las provincias vecinas de Adén para que envíen soldados y armas que ayuden a detener el avance de los hutíes.

En Saná, la capital yemení, aterrizó hoy un segundo avión con ayuda humanitaria del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), a bordo del cuál había 32 toneladas de medicinas y productos sanitarios, así como equipos para la potabilización de agua, según informó Robert Mardini, jefe de Actividades Operacionales del CICR en Oriente Próximo. Un primer avión del CICR había llevado el viernes a Yemen 16 toneladas de ayuda, al igual que otro de Naciones Unidas con una carga similar, a pesar de que los bombardeos sobre la ciudad continúan.

Más de mil ataques aéreos

Según ha asegurado este sábado (11.04.2015) Ahmad Asiri, portavoz de la operación "Tormenta de Firmeza", la coalición árabe dirigida por Arabia Saudí ha lanzado ya un total de 1.200 ataques aéreos contra los rebeldes hutíes en Yemen desde el comienzo de la guerra, el pasado 26 de marzo. Según explicó en su comparecencia diaria en Riad, ha habido una media de 70 ataques diarios con un máximo de 120 en un solo día. "Recurriremos a una intervención terrestre en el momento oportuno", agregó.

El portavoz también indicó que como consecuencia de los continuos ataques, los movimientos de las milicias hutíes se han vuelto "lentos y desesperados". Hoy, han sido atacados cuarteles en las provincias de Shabua, Saná y Al Dalea, así como el acuartelamiento de la brigada Al Amalqa en Saada, bastión del movimiento rebelde hutí.

Asiri dijo no tener pruebas de que haya combatientes iraníes luchando junto a los hutíes, pero sí de que les han entrenado ellos en el manejo de las armas.

LGC (EFE / dpa)