Acusan a las FARC de herir a una mujer y quemar 11 vehículos | América Latina | DW | 26.09.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Acusan a las FARC de herir a una mujer y quemar 11 vehículos

La guerrilla habría lanzado un ataque en el noroeste de Colombia, como venganza por la muerte de un jefe de los rebeldes.

Un ataque de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) contra varios vehículos en una carretera de Antioquia dejó una mujer gravemente herida y once vehículos incendiados, en lo que las autoridades colombianas han atribuido este viernes (26.09.2014) a una venganza luego de que se conociera la muerte de un jefe militar de la mayor guerrilla que opera en el país sudamericano.

Los insurgentes, aparentemente miembros del Frente 18 de las FARC, instalaron un retén en la carretera e hicieron detener a una ambulancia, tres buses y siete camiones que transitaban por una pista que une a Medellín con la costa caribeña. Tras hacer descender a sus ocupantes, dispararon a las máquinas y luego las incendiaron. El coronel Héctor Saavedra, portavoz de la Policía Nacional, dijo que en la acción actuaron “entre 15 y 18 guerrilleros”. En otro ataque en Antioquia, otro bus resultó incinerado.

La ambulancia no respetó la orden de detenerse porque llevaba a una paciente de 52 años que debía ser operada a la brevedad por una peritonitis. Debido a esto, los rebeldes dispararon contra la máquina, hiriendo en el cuello a la mujer. El médico Nelson Morales, que trabaja en el hospital al que fue trasladada la víctima, dijo que ésta se encuentra en la unidad de cuidados intensivos “en grave estado”.

Muerte de jefe

El gobernador de Antioquia, Sergio Fajardo, describió como “actos injustificables que solo destruyen vidas y confianza” el ataque en la carretera, mientras que el ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón, dijo que se trata de “terrorismo indiscriminado contra la población civil” y prometió medidas. “Vamos a analizar bien el dispositivo de esa vía porque no está bien que ocurran ese tipo de hechos y vamos a tomar algunas decisiones para fortalecer la seguridad”, manifestó.

La incursión armada se presentó pocas horas después de que el Ejército reportara la muerte de dos guerrilleros, entre ellos Aníbal Guarín, alias “Tomate”, jefe de la columna “Alirio Torres” de las FARC y uno de los nombres más importantes en la organización. En la operación también fueron capturados trece guerrilleros. Esta acción habría desatado la sed de venganza de los rebeldes.

DZC (dpa, Reuters, EFE)