Acusaciones de la policía colombiana a cárteles mexicanos | América Latina | DW | 22.09.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Acusaciones de la policía colombiana a cárteles mexicanos

Por primera vez, se alude a una presencia directa y activa de extranjeros en el país para negociar cargamentos de cocaína y transportarlos. Según la Policía, los cárteles mexicanos negocian y transportan la droga allí.

Desde hace varios años, las autoridades colombianas han denunciado nexos de los cárteles mexicanos con grupos criminales locales dedicados a la producción y comercialización de cocaína. En esta ocasión, se habla de una presencia directa y activa de cárteles mexicanos, que llegan a Colombia para negociar directamente cargamentos de cocaína y transportarlos, tomando un papel más activo en la cadena del narcotráfico en el país sudamericano. Así lo aseguró este lunes (22.09.2014) un alto jefe policial colombiano.

"Se ha detectado que hay cárteles mexicanos que han llegado a Colombia básicamente a negociar la droga y transportarla ellos mismos", dijo a periodistas el director de la Policía Antinarcóticos, el general Ricardo Restrepo. El oficial aseguró que "esto les genera mayores réditos y a los narcotraficantes colombianos menos riesgos de ser capturados o ser comprometidos en investigaciones judiciales en el exterior". Restrepo no mencionó los nombres de esos cárteles mexicanos.

"Cumbre" entre narcotraficantes

Una ONG aseguraba hace poco que narcotraficantes mexicanos y colombianos habrían celebrado hace dos semanas un encuentro para coordinar acciones. Las autoridades de la ciudad colombiana de Medellín desmintieron hoy esas afirmaciones sobre una supuesta "cumbre". Según Fernando Quijano, director de la Corporación para la Paz y el Desarrollo Social, la reunión fue entre emisarios del cartel mexicano de Sinaloa y la banda colombiana Oficina de Envigado, con el objetivo de encarar una lucha que sostienen con el llamado Clan Úsuga, uno de los principales grupos narcoparamilitares que operan en Colombia.

Quijano dijo que ahora es frecuente ver a pistoleros mexicanos y salvadoreños, comandados por un extranjero a quien se conoce con el alias de "El Tatuado", haciendo patrullajes con delincuentes colombianos en los sectores marginales de Medellín donde actúa la Oficina de Envigado. Sin embargo, el coronel retirado Sergio Vargas, secretario de Seguridad de Medellín, desmintió a Quijano y dijo que en la ciudad no se ha realizado ningún encuentro de narcotraficantes. El funcionario admitió que es posible que algún mexicano esté vinculado con narcotraficantes en Medellín, pero que eso no significa que el cartel de Sinaloa opere en esa ciudad.

MS (rtrla/dpa)