1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Acuerdo UE-Turquía: “peligroso, ilegal e inhumano”

Organizaciones humanitarias critican el pacto con dureza. Creen que los cambios realizados son irrelevantes y sólo obedecen a cuestiones legales, y están en contra de reconocer a Turquía como país seguro.

“Es importante analizar las solicitudes de asilo de forma individual, y es algo que seguiremos haciendo”, dijo el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, en la apertura de la cumbre europea. Juncker presentará pronto los cambios previstos en el acuerdo con Turquía, con el fin de acallar las objeciones de organizaciones pro derechos humanos como, por ejemplo, ACNUR. A partir de entonces, cada refugiado tendrá que solicitar asilo en suelo griego. Un proceso que, según lo previsto, será más rápido.

AI: No hay posibilidad de asilo en Europa

Turquía no es un país seguro para los refugiados, esta clasificación no está justificada, clama Amnistía Internacional (AI).

“Seguimos estando preocupados. A pesar de que los pedidos de asilo se vayan a tramitar de forma individual, al final, pase lo que pase, acabarán devolviendo a los refugiados a Turquía”, dicen desde la ONG. Allí los refugiados sirios no disfrutarán de la protección total que garantiza la Convención de Ginebra. Por el contrario, recibirán el llamado “status de refugiado especial”. Actualmente, los europeos son los únicos ciudadanos que tienen derecho de solicitar asilo en el país, por lo que las devoluciones pretendidas por la UE serían ilegales. Allí, los refugiados sirios estarán en situación de vulnerabilidad. Y es que según AI, ha habido casos de refugiados sirios e iraquíes que han sido devueltos a sus países de origen desde Turquía.

Con la firma del acuerdo, la UE trata de eludir su responsabilidad a la hora de ofrecer asilo a más refugiados, critica la organización. Para la UE, la crisis terminará cuando dejen de llegar refugiados. El problema es que seguirán tratando de llegar al continente utilizando rutas más peligrosas. Y algo aún peor: para muchos refugiados la firma del acuerdo significa que no volverán a tener la oportunidad de pedir asilo en Europa.

¿Turquía, país seguro?

El Observatorio de los Derechos Humanos califica el acuerdo de expulsión colectiva, a pesar de que los refugiados serán sometidos a procedimientos individuales. Siguiendo la regla de los países seguros, serán mandados de vuelta a Turquía en una especie de “procedimiento simulado”. El acuerdo es descabellado y peligroso, critica la organización humanitaria. Además de ser ilegal e inhumano, es una solución poco práctica.

Syrische Flüchtlinge aus Kobane in einem Flüchtlingslager in der Türkei

Los ciudadanos europeos son los únicos que tienen derecho de solicitar asilo en Turquía.

Considerar a Turquía un país seguro es absurdo. Ankara, además de haber cerrado la frontera en Aleppo, envía a los refugiados de vuelta a sus países de origen. El respeto a los derechos humanos es cada vez peor. Por no decir que el resto de los migrantes, ya sean iraníes, iraquíes o afganos, aún no han sido reconocidos como refugiados. ¿Cómo se puede confiar en que vayan a ser respetados sus derechos? Además, creer que Turquía va a garantizar la seguridad de estas personas es, a ojos del Observatorio de Derechos Humanos, algo disparatado.

Oxfam: la propuesta viola el derecho internacional

A pesar de que la UE está tratando de respetar el derecho internacional, lo que ha dañado son sus principios. A esta conclusión han llegado Oxfam y una veintena de organizaciones humanitarias. Con la decisión de transferir a Turquía la responsabilidad de la vida de los refugiados, la UE estaría traicionando sus valores fundamentales y desoyendo sus obligaciones legales. Una decisión de este tipo sentaría un precedente peligroso: los derechos humanos han dejado de ser importantes.


DW recomienda