1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Acuerdo UE-Turquía: ¿misión imposible?

El acuerdo sobre migración acordado entre la UE y Turquía entró en vigor. Ahora el bloque comunitario se enfrenta a la hercúlea tarea de organizar el traslado de los refugiados de Grecia a Turquía.

Mientras los refugiados y migrantes siguen arribando a las islas griegas en botes procedentes de Turquía, en Bruselas la Comisión Europea se esfuerza por llevar a la práctica las decisiones pactadas en la cumbre sobre migración entre la UE y Turquía. “Trabajamos las 24 horas del día”, asegura el portavoz del ente europeo, Margaritis Schinas.

El domingo pasado (20.03.2016) entró en vigor un acuerdo que estipula que todos los refugiados y migrantes que, a partir de esa fecha, lleguen a Grecia procedentes de Turquía sean devueltos a este último país. No obstante, desde hace años Grecia no puede garantizar procesos de asilo individuales y regulados.

Por ello, el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, nombró encargado especial al alto funcionario europeo Maarten Verwey, quien hasta ahora había estado a cargo de la construcción de los centros de registro de refugiados en Grecia, los llamados hotspots.

De ahora en adelante contará con el apoyo de 4.000 nuevos empleados, que deberán introducir procesos de asilo exprés. En opinión de Juncker, se trata de la mayor operación logística que la UE ha tenido que enfrentar por cuenta propia.

El tiempo apremia

Veinte países miembro del bloque comunitario se comprometieron a aportar personal y ayuda material para apoyar los esfuerzos griegos. No obstante, hasta ahora solo hay anuncios concretos por parte de Alemania y Francia, que enviarán a 100 administradores y 200 policías al país mediterráneo. Como mínimo se necesitan 2.500 funcionarios de los países de la UE.

Los refugiados que llegan a Grecia procedentes de Turquía serán devueltos a ese país.

Los refugiados que llegan a Grecia procedentes de Turquía serán devueltos a ese país.

Natascha Bertaud, portavoz de la Comisión Europea, dijo que la idea es llevar a estas personas lo más rápido posible a las islas griegas. Según el plan acordado, los primeros ayudantes deberían llegar el 28 de marzo. Una semana más tarde, a partir del 4 de abril, deberán haber concluido los primeros procesos de asilo y comenzar las expulsiones.

Turquía, ¿un país seguro?

No obstante, para que los refugiados puedan ser devueltos a Turquía, el Parlamento griego debe declarar “seguro” a ese país receptor, de acuerdo al derecho de asilo europeo. Por su parte, Turquía debe garantizar la protección de las personas devueltas, respetando las respectivas convenciones de las Naciones Unidas.

En cuanto los primeros refugiados sirios sean expulsados de Grecia con destino a Turquía, se pretende comenzar con la reubicación de otros sirios que se encuentran en ese país y que serían distribuidos en la UE. Actualmente se cuenta con la capacidad para acoger a 18.000 refugiados. Sin embargo, será necesario crear 54.000 cupos adicionales.

Aún no está claro qué pasará con los cerca de 50.000 refugiados y migrantes que ya se encuentran en Grecia, como los varados en el campamento de Idomeni, puesto que no forman parte del nuevo acuerdo UE-Turquía. La Comisión Europea calcula que la mitad será reubicada poco a poco conforme a un sistema de repartición vinculante para los países miembro del bloque. El comisario europeo de Migración, Asuntos Internos y Ciudadanía, Dimitris Avramopoulos, aspira a reubicar a unas 6.000 personas por mes.


DW recomienda