1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Acuerdo para acoger a los emigrantes atrapados en el mar en el sudeste asiático

Malasia e Indonesia autorizarán la entrada temporal a su territorio de los aproximadamente siete mil inmigrantes de Myanmar y Bangladesh que se encuentran a la deriva. Tailandia se desmarca del acuerdo.

"Indonesia y Malasia han acordado continuar suministrando ayuda humanitaria a esos siete mil inmigrantes irregulares que siguen en el mar", anunció el ministro malasio de Relaciones Exteriores, Anifah Amas. "También hemos acordado ofrecerles temporalmente cobijo a condición de que la comunidad internacional lleve a cabo en un año el proceso de reubicación y repatriación", agregó el ministro.

El anuncio lo hizo en una rueda de prensa conjunta con su homóloga indonesia, Retno Marsudi, tras una reunión de urgencia en Kuala Lumpur para tratar la crisis migratoria que vive la región. En la reunión participó también Tailandia, país que no se ha sumado al acuerdo y cuyo ministro de Exteriores, el general Tanasak Patimapragorn, evitó comparecer en la rueda de prensa, que fue televisada por la televisión malasia.

Amas señaló que Indonesia y Malasia tienen recursos limitados para ayudar a los refugiados, por lo que hizo un llamamiento al resto del mundo para ayudar a lo que llamó "inmigrantes irregulares". La mayoría de los refugiados son miembros de la minoría musulmana rohingya de Myanmar, que sufren discriminación y persecución en ese país.

El jefe de la diplomacia malasia subrayó que los dos países no van a buscar activamente a inmigrantes en el mar, sino que solo prestarán asistencia a los que lleguen a sus costas.

LGC (dpa / EFE)