1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Acuerdo nuclear con Irán: domingo no, ¿lunes sí?

Tras años de arduas negociaciones, Irán y las seis potencias mundiales adelantaron que el acuerdo nuclear se encuentra en la recta final y que podría ser anunciado este lunes 13 de julio.

Delegación iraní en Viena.

Delegación iraní en Viena.

Las últimas filtraciones a la prensa de las delegaciones de Irán y el grupo 5+1, que integran Estados Unidos, Rusia, China, Reino Unido, Francia y Alemania, indican que ya hay un entendimiento sobre la práctica totalidad de los asuntos técnicos del eventual tratado, aunque faltan todavía "decisiones políticas". El actual plazo estipulado por las partes para un acuerdo vence mañana, 13 de julio, una fecha que ha sido cambiada y atrasada ya tres veces desde el pasado 30 de junio.

De conseguirse, la comunidad internacional aceptaría que la República Islámica utilice la energía atómica con fines civiles. A cambio, ofrecería levantar las sanciones contra Irán. "Hemos recorrido un largo camino. Ahora estamos a punto de llegar a la cima", dijo en Teherán el presidente Hasan Rohani. Las conversaciones nucleares en Viena están en "los últimos metros", enfatizó el mandatario iraní.

Esperanza

Kerry: mantengo la esperanza.

Kerry: "mantengo la esperanza".

Aún quedaban temas abiertos como la velocidad y el momento en que se daría cada paso. Al parecer, también persisten todavía discrepancias en cuanto al levantamiento del embargo de armas impuesto a Teherán. "Todavía tenemos trabajo mañana," dijo el ministro de Relaciones Exteriores iraní, Mohamed Javad Zarif, a la prensa. Pero " no habrá extensiones (a las conversaciones) después de mañana", aseguró.

También el secretario de Estado norteamericano, John Kerry, se expresó más confiado. "Creo que estamos llegando a algunas decisiones concretas. Así que voy a decir, porque todavía tenemos un par de cosas difíciles que resolver, que mantengo la esperanza", apuntó. "Espero que por fin hayamos entrado en la última fase de estas negociaciones maratónicas", dijo por su parte el ministro de Relaciones Exteriores francés, Laurent Fabius.

"Todo podría fallar aún, pero estamos ciertamente muy cerca de alcanzar la meta", dijo a la prensa, en condición de anonimato, una fuente cercana al ministro alemán de Exteriores, Frak-Walter Steinmeier. Todo depende ahora de que Irán esté dispuesta a dar los pasos finales, aseguró la fuente.

El ministro ruso de Asuntos Exteriores, Serguei Lavrov, dijo también recientemente que el acuerdo estaba al alcance de la mano, si bien diplomáticos en Moscú señalaron que las últimas cuestiones pendientes son también las más complejas de resolver. Los rusos confían en que se pueda poner fin rápidamente a las sanciones contra Irán, en parte para poder volver a suministrar armas al país.

"Líneas rojas"

Coincidentemente, el presidente de Irán, Hasan Rohani, promulgó este mismo domingo la ley aprobada por el Parlamento el pasado mes de junio que establece las "líneas rojas" de su país ante un posible acuerdo nuclear con Occidente y dio órdenes para que se cumpla su contenido.

La primera de las exigencias de la ley es que para ser válido y vinculante para Irán, un acuerdo debe recoger la eliminación "inmediata y completa" de todas las sanciones impuestas por el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, la Unión Europea (UE) y el Congreso y el Gobierno de EE. UU., el mismo día que entre en vigor el pacto y desde Teherán se comiencen a aplicar sus compromisos.

También prohíbe expresamente que la Agencia Internacional de la Energía Atómica (OIEA) tenga acceso a "centros militares, de seguridad o no nucleares que sean sensibles" ni a interrogar a científicos iraníes. Y tampoco será permisible que a Irán se le impongan limitaciones a sus actividades para desarrollar "un programa nuclear pacífico", particularmente a la hora de continuar con sus planes de investigación y desarrollo.

Además, cualquier acuerdo deberá ser presentado al Majlís (Parlamento) por el ministro de Asuntos Exteriores, Mohamad Yavad Zarif, antes de su puesta en marcha, y cada seis meses el diplomático deberá comparecer ante el órgano constitucional para reportar sobre su aplicación. En cualquier caso, y de forma previa a esta ley, el Parlamento iraní era ya responsable de aprobar cualquier tipo de acuerdo internacional que afecte al país.

RML (reuters, efe, dpa)