Accidente de Swiftair destapa “precariedad” del sector en España | Europa | DW | 26.07.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Accidente de Swiftair destapa “precariedad” del sector en España

Los dos pilotos españoles al mando del avión siniestrado en el norte de Mali  habían pasado por aerolíneas que quebraron recientemente y les dejaron sin trabajo. Agustín Comerón pilotaba la aeronave caída en Mali, trabajó en la extinta Spanair y sufrió los ajustes de la compañía y su posterior quiebra. Al cerrar, se quedó sin trabajo y recaló en Swiftair, la compañía española propietaria del avión siniestrado. También la copiloto, Isabel Gost, de 41 años, había trabajado en Spanair antes de su paso por Swiftair. Tanto ella como su colega Comorós fueron contratados para cubrir la temporada de verano, informó hoy el diario "El Mundo". La historia del paso por compañías extintas, como Air Comet o Air Madrid, se repite también en alguno de los cuatro tripulantes de cabina españoles que viajaban en el avión MD83. En los últimos años son varias las compañías aéreas que han puesto en marcha en España expedientes de regulación de empleo, planes de despidos y que incluso han echado el cierre. La precariedad laboral, denuncian los sindicatos, está instalada en el sector de la aviación. El Sindicato Español de Pilotos de Líneas Aéreas (SEPLA) denunció hace un año las condiciones de los trabajadores de Swiftair, una discreta compañía que tiene una flota de 30 aviones y una plantilla de unos 400 empleados. Bajo el titular "Swiftair institucionaliza la precariedad laboral", el número de julio de 2013 de la revista "Mach82", voz del sindicato, se hacía eco de la reducción de salarios para los copilotos contratados y denunciaba que la empresa utilizaba sus aviones como "escuelas de vuelo". Tal y como adelantó hoy "El Mundo", el texto denunciaba que el sueldo de los copilotos no llegaba a los 12.000 euros anuales (16.100 dólares), 842 euros brutos al mes, "algo inaudito en el mundo de la aviación". dpa