1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Deportes

"¡Acabar con el sistema Blatter!"

El 65 Congreso de la FIFA comenzó con una gran puesta en escena que acabó también con una farsa: la reelección de Sepp Blatter. Aun así, hay signos de esperanza, opina Joscha Weber.

Todo igual que siempre. Por lo menos, esa era la impresión. El congreso anual de la FIFA comenzó este jueves con un gran espectáculo. Percusionistas, cantantes y violinistas salieron al escenario en Zúrich, mientras sus señorías escuchaban. Con este gran espectáculo comenzó el congreso más extraordinario del fútbol mundial, y con una farsa similar terminó.

La nueva elección de Joseph Blatter como rey del fútbol ya estaba decidida. Con los votos de Asia, África y otras pequeñas naciones, Blatter tiene su mayoría pese a las investigaciones de la fiscalía o las protestas. Una situación absurda. Blatter es responsable del sistema de favores y comisiones y finge no saber nada. No puede "controlarlo todo", se disculpó ante los funcionarios de su “Familia FIFA”. Aparte de los opositores europeos, se mantiene sorprendentemente en forma dentro de esa familia. Una capacidad notable para esta estrella que a sus 79 años sigue dominando el arte de la manipulación. No se puede echar por tierra la fama de la FIFA, decía Blatter. Es decir, algo así como “mantengámonos unidos ante los ataques externos”.

Tiempos de cambio

Con esa táctica, el suizo triunfó en las elecciones de 2011 a pesar de enfrentarse a acusaciones de corrupción. Pero esta vez la situación es más grave. La FIFA y sus dirigentes superaron algunas crisis, hubo sobornos de cientos de millones de dólares, funcionarios corruptos y la imagen de la institución hace tiempo que está por los suelos. También hay acusaciones contra altos cargos, como la actual, pero la mayor novedad son las investigaciones estatales contra la FIFA en Estados Unidos y Suiza, así como la indignación en todo el mundo. Dos factores que podrían –y deberían- haber provocado un cambio.

Las investigaciones de la fiscalía de Nueva York y la fiscalía suiza son una ocasión esperada para un nuevo comienzo en la cumbre del fútbol mundial. Lo que Blatter y sus seguidores califican como “malas noticias” es, en realidad, una bendición para el fútbol. Así el público sabrá que la corrupción está dentro de la FIFA desde hace años, que gremios de autocontrol como la “Comisión Ética” son mera ilusión, y que hay un responsable político que marcó como nadie a la FIFA desde hace 34 años: Joseph S. Blatter.

Oposición europea en serio

Su reelección no se pudo impedir. Los generosos aportes monetarios y los puestos eran demasiado atractivos para pequeñas asociaciones. Pero la oposición, liderada por Europa y apoyada por los últimos descubrimientos, no debería desistir. Al contrario. Junto a grandes patrocinadores, que por primera vez amenazan con volver la espalda a la FIFA, y los aficionados, la UEFA y sus partidarios deberían ser la alternativa al corrupto sistema de Blatter, dejando claro que van en serio con sus amenazas de boicotear el mundial.

Las investigaciones de EE.UU. están solo al comienzo y ofrecen algo de esperanza. Hace mucho que se habla de otra lista con 25 nombres contra los que está investigando la policía estadounidense. Incluso el mismo Blatter reconoce que espera otros escándalos. Es decir, solo es un comienzo y esperemos que el camino lleve a una FIFA mejor.

DW recomienda