1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Abu Sayyaf y la conexión con el Estado Islámico

Un ciudadano alemán secuestrado en noviembre del 2016 en las Filipinas resultó víctima del grupo terrorista islámico Abu Sayyaf. ¿Quiénes lo conforman?

Abbu Sayyaf es una organización terrorista islámica del sur de las Filipinas. A principios de los años 90, esta agrupación se hizo responsable de muchos secuestros y ataques terroristas en la isla sureña de Mindanao. Hoy en día se estima que posee entre 200 y 400 miembros, y que cuenta con el apoyo de 2000 simpatizantes a lo largo del país.

La organización radical proviene del Frente Moro de Liberación Nacional (FMLN), grupo rebelde que ha luchado contra el gobierno filipino desde 1970 con el fin de establecer un estado islámico autónomo en las islas del sur del país. Abu Sayyaf se formó cuando sus integrantes rechazaron la postura más moderada del FMLN.

Al fallecer su líder, Abdurajak Janjalani, en 1998, Abu Sayyaf perdió su orientación ideológica y según indican los expertos en seguridad, el grupo ahora se enfoca más en intereses económicos. La organización nunca fue rígidamente centralizada, sino que se trata de una red de líderes que en conjunto operan bajo el nombre de Abu Sayyaf.

Una Organización criminal

El Gobierno filipino los ha calificado como una "banda de delincuentes”. De ese modo, han sido excluidos de conversaciones de paz desde el 2014, ya que no han logrado formular exigencias políticas coherentes a las que el gobierno pudiera responder.

Cartel de personas buscadas en Filipinas.

Filipinas lucha desde hace años contra el terrorismo (foto de archivo de 2007).

El caso de la familia Wallert, que fue secuestrada por el grupo en el 2000, causó revuelo en Alemania y recibió mucha atención de los medios de comunicación. La familia fue liberada luego de que el líder de Libia, Muammar al-Gaddafi, pagara presuntamente la recompensa de 25 millones de dólares.

También en el 2014, miembros de Abu Sayyaf secuestraron a un par de navegantes alemanes, pidiendo por ellos una recompensa de 4 millones de euros y exigiendo que Alemania cesara su lucha contra el grupo terrorista Estado Islamico (EI). El gobierno filipino envió soldados y grupos de búsqueda a la isla de Jolo y finalmente los prisioneros fueron liberados, aunque aún no se sabe si el grupo recibió el dinero o no.

Recientemente, en noviembre del 2016, el alemán Jürgen Kantner fue secuestrado por Abu Sayyaf. Su decapitación fue filmada y divulgada ahora, mientras que un navegante suizo que lo acompañaba también resultó muerto en el secuestro.

Contactos con otras organizaciones terroristas

Se conoce que Abu Sayyaf desde hace mucho tiempo mantiene vínculos con otras organizaciones terroristas islámicas, como Al-Qaeda. El fundador Janjalani participó en la guerra de Afganistán contra la Unión Soviética y muchos miembros de Abu Sayyaf también han entrenado en campos terroristas de Pakistán, Afganistán y Arabia Saudí.

Del mismo modo, miembros importantes del grupo, como el comandante Isnilon Hapilon, han proclamado su lealtad al EI. Sin embargo, no queda claro realmente cuán amplio es el vínculo entre ambas organizaciones. Los expertos suponen que el grupo espera que esta manifestación de lealtad hacia el EI produzca un efecto psicológico que otorgue más peso y relevancia a sus exigencias.

 

DW recomienda