1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Abre la edición latinoamericana del Foro Económico Mundial

Comienzó en Río de Janeiro el Foro Económico Mundial para Latinoamérica que discute el impacto de la crisis en la región. Por primera vez, América Latina es vista como una solución al estancamiento global.

default

El presidente de Brasil, Luiz Inacio Lula da Silva, abrió el Foro Económico Mundial.

La cuarta edición latinoamericana del Foro Económico que tiene como contraparte europea el tradicional encuentro en Davos cada invierno, tiene como anfitrión al presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, que recibió en Río de Janeiro a unos 500 representantes regionales, entre ellos, el presidente colombiano, Álvaro Uribe, y el de República Dominicana, Leonel Fernández, así como a empresarios y académicos de 37 países.

Después de que América Latina fuera la región más dinámica del mundo en cuanto al crecimiento económico de los últimos cinco años, la crisis económica, que ha sumido a los países industrializados en el estancamiento, ha enturbiado el panorama, pero las perspectivas son pese a ello, optimistas. Según el director del Foro Económico Mundial latinoamericano, el mexicano Emilio Lozoya, los países que representan el 90 por ciento del Producto Interno de la región (PIB), como son Brasil, México, Colombia, Perú y Chile, son recomendados ampliamente como polos de inversión. Estos países cuentan con sistemas bancarios que están mejor capitalizados que los de algunos países industrializados. Adicionalmente, los mercados internos muestran un gran dinamismo y potencial de crecimiento que puede ser utilizado como un instrumento para compensar la reducción de exportaciones como resultado de la crisis.

Brasilien: Rio de Janeiro

La famosa vista a la Bahía de Río de Janeiro.

Menos golpeada que otras regiones

La región resultó menos golpeada por la crisis que Estados Unidos, Europa y los países asiáticos. Se espera este año un crecimiento promedio de más de uno por ciento. “No es mucho, pero por lo menos no habrá una contracción, como en otras regiones del mundo”, afirma Lord Peter Levene, otro de los directores del Foro Económico latinoamericano. La razón es que la mayoría de los países han logrado controlar la inflación y las finanzas públicas y como resultado han registrado superávits en sucesivos ejercicios y han aumentado sus reservas de divisas. “Las empresas latinoamericanas deberían ver la crisis como una oportunidad para conquistar los mercados internacionales”, afirma por su parte el jefe de la constructora multinacional Odebrecht, Marcelo Bahía.

Adicionalmente entre el 2000 y 2006 Latinoamérica aumentó su participación como receptora de inversiones extranjeras directas, mientras que éstas cayeron en los países industrializados en ese período. “Hace diez años podíamos contar con las manos el número de empresas multinacionales en la región. Hoy están presentes en Brasil, México, Colombia, Argentina y Chile. Espero que este encuentro envíe una señal de que la región es un polo importante de inversión y de desarrollo social”, afirma Alessandro Teixeira, presidente del instituto brasileño de exportaciones, APEX, según sus siglas en portugués.

Que Brasil sea el país de la edición 2009 no es ninguna casualidad. En el 2008 el gigante sudamericano registró un crecimiento económico del 5 por ciento. La crisis económica se tradujo en el último cuatrimestre en un desplome del 4 por ciento y este año las previsiones oscilan entre un 2 por ciento (expectativas del gobierno) y un crecimiento negativo de hasta 4.5 por ciento (previsiones del Banco Morgan Stanley).

Blick auf die Favela Rocinha in Rio de Janeiro

La otra cara de América Latina: la desigualdad. Favela en Río de Janeiro.

La región con mayores desigualdades

No todo es color de rosa. Un cuarenta por ciento de las exportaciones latinoamericanas son materias primas y productos agrícolas, cuyos precios han caído en un 30 por ciento como resultado de la crisis. Además, pese a la febril actividad económica y empresarial, el principal problema de la región es la pobreza, aunque no es el continente más pobre, sí la región con mayores desigualdades. “No todo es fantástico, pero sí tenemos el potencial de enfrentar la crisis mejor que otras regiones”, afirma Lozoya.

En el encuentro de tres días, no sólo se delibera sobre la manera como la crisis ha afectado la región sino también sobre las estrategias para enfrentarla y de ser posible, aprovecharla como una oportunidad. También es la antesala de la quinta Cumbre de las Américas que tendrá lugar en Trinidad y Tobago, en la que por primera vez los líderes latinoamericanos se reunirán como bloque con el presidente de Estados Unidos, Barack Obama. Ya se verá si los presidentes de los países al sur del continente se muestran tan comprensivos como sus colegas europeos. Lo más probable es que le recuerden que Estados Unidos tiene un papel central en la actual crisis financiera por ser el país que la originó.

Autora: Eva Usi

Editor: Pablo Kummetz

DW recomienda