1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Abogado de Ríos Montt dice que el exdictador "no está en condiciones de ir a juicio"

El exdictador guatemalteco José Efraín Ríos Montt "no está en condiciones" de salud como para acudir hoy a la audiencia programada en un alto tribunal que lo juzgará de nuevo por delitos de genocidio y de lesa humanidad.

Efraín Rios Montt.

Efraín Rios Montt.

Uno de los abogados de Ríos Montt, Luis Rosales, explicó que el médico particular del general retirado, Mario Bolaños, llegó a la residencia del ex jefe de Estado de facto (1982-1983) para nuevas evaluaciones.

Luego del examen, Bolaños dijo este lunes (5.1.2015) que Ríos Montt padece de una desviación en la columna y que se encuentra con un inmovilizador toráxico. "Debe estar en reposo absoluto, no debe salir de casa porque cualquier movilización que haga puede ponerse en riesgo", afirmó el médico a los periodistas que están en la casa del militar de 88 años.

Rosales dijo que confía en que la jueza Janeth Valdéz, presidenta del Tribunal B de Mayor Riesgo que celebrará hoy una audiencia para decidir el futuro del juicio a Ríos Montt , lo exima de acudir al debate y que se posponga para otra fecha.

El ex jefe de Estado de facto es acusado de la muerte de 1.771 indígenas ixiles entre 1982-1983. Durante el primer juicio celebrado en 2013 fue condenado a 80 años de prisión, pero la Corte de Constitucionalidad (CC) anuló la sentencia por errores en el proceso y ordenó un nuevo debate, el cual debería de comenzar este lunes. El otro militar juzgado por genocidio, José Rodríguez, fue absuelto en ese juicio, pero ahora también deberá enfrentar de nuevo a la justicia.

Juicio histórico

El histórico proceso contra José Efraín Ríos Montt, ex jefe de Estado de facto de Guatemala, y José Mauricio Rodríguez Sánchez, exdirector de Inteligencia Militar, iba a llevar a ambos al banquillo de los acusados por genocidio contra la etnia Ixil, en 1982.

El nuevo juicio consistiría en la repetición, punto por punto, del juicio llevado a cabo hace dos años en Guatemala. El proceso dividió a la opinión pública guatemalteca y tuvo un gran eco internacional. El 10 de mayo de 2013, Ríos Montt fue sentenciado a 80 años de prisión por la muerte de 1.771 personas de la etnia maya Ixil por el Tribunal Primero A de Mayor Riesgo.

No obstante, diez días después, la Corte de Constitucionalidad (CC) anuló parte del juicio ante una acción de la defensa. Eso permitió que el viejo militar regresara a su casa, donde se mantiene bajo arresto domiciliario. El otro militar, Rodríguez Sánchez, fue absuelto, pero ante la anulación de la sentencia deberá volver al banquillo.

La guerra civil guatemalteca fue una de las más largas y sangrientas de Centroamérica. Se desarrolló entre 1960 y 1996 y se considera que en ella murieron o desaparecieron alrededor de 200.000 personas. Según un informe de Naciones Unidas publicado en 1999, el 90% de los crímenes fueron cometidos por fuerzas estatales o por grupos afines a ellas.

Demora y acciones judiciales pendientes

El Tribunal B de Mayor Riesgo, que preside la jueza Irma Janeth Valdéz, programó desde el año pasado iniciar mañana el nuevo juicio a los dos exmiembros del Ejército y convocó a los acusados, a los querellantes y a la Fiscalía.

Sin embargo, el abogado Héctor Reyes, del Centro de Acción Legal para los Derechos Humanos (Caldh), que actúa como querellante en el proceso abierto al militar retirado de 88 años y a su antiguo jefe de inteligencia, José Rodríguez, había aclarado el 3 de enero que antes se deberían resolver tres acciones judiciales pendientes que generan incertidumbre respecto a la reanudación del proceso, dos de ellas presentadas por el equipo de abogados de Ríos Montt.

Inicialmente, la jueza tenía que decidir si acepta la recusación en su contra, ya que los abogados del exjefe de Estado de facto de Guatemala (1982-1983) argumentan que por haber emitido ya una opinión sobre el genocidio en el país centroamericano la jueza puede tener una opinión "parcializada" en el proceso.La recusación se basa en que Jeaneth Valdez "adelantó criterio y opinión" sobre los hechos que le corresponde juzgar contra Ríos Montt en su tesis doctoral de Derecho Penal, en 2004.

CP (dpa, efe, rtr)