1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Abaten a sospechoso de tiroteo contra comisaría de Dallas

Francotiradores abatieron al conductor de una furgoneta, sospechoso de iniciar un tiroteo y colocar bombas fuera de una comisaría de Policía de Dallas (Texas) sin causar víctimas mortales.

El sospechoso podría haber fallecido, según indicó en rueda de prensa el jefe de Policía de Dallas, David Brown. El cuerpo policial, que ha informado con extremo detalle sobre el suceso a través de Twitter, aseguró que tras más de cuatro horas sin mantener contacto verbal dan al sospechoso por muerto.

Negociación fallida

Al menos un individuo armado irrumpió a tiros en la comisaría de policía de la ciudad tejana de Dallas poco después de la medianoche de este viernes (12.06.2015) con la intención, según Brown, de matar al mayor número de policías posible. Al principio las autoridades informaron de varios atacantes, pero esa confusión inicial pudo deberse a que el tirador se movió por varias zonas alrededor de la comisaría realizando disparos.

Brown aseguró que por fortuna ningún agente resultó muerto o herido, pero el tiroteo dejó impactos de bala en vehículos patrulla y en el edificio de la comisaría policial, en el centro de la ciudad de Dallas.Tras una espectacular persecución policial, el tirador se atrincheró en un aparcamiento de la ciudad cercana de Hutchins, donde se inició un proceso de negociación que no mostró avances, por lo que se decidió que un francotirador abatiera al sospechoso.

El proceso de negociación no mostró avances, por lo que se decidió que un francotirador abatiera al sospechoso.

El proceso de negociación no mostró avances, por lo que se decidió que un francotirador abatiera al sospechoso.

A medida que el evento se desarrollaba, dos explosivos estallaron fuera de la comisaría. El primero era una bomba casera que explotó cuando un robot de la policía intentó moverla. Un segundo dispositivo, colocado debajo de un vehículo de la fuerza, fue detonado por el escuadrón antibombas. Así que los equipos especiales de la Policía de Dallas y del Buró Federal de Investigación (FBI) están extremando la precaución por el temor a que el vehículo utilizado en el ataque, una furgoneta modificada con blindajes, tenga trampas explosivas.

El atacante aseguró que tenía explosivo plástico C4 y realizó amenazas contra los agentes, lo que, según Brown, era prueba de que su intención era matar a agentes. Al menos dos explosivos fueron hallados en las cercanías de la comisaría de policía. Uno de los artefactos explotó al entrar en contacto con un robot de los artificieros y el otro fue desactivado.

Identidad del atacante

Las causas del ataque no estaban claras, pero el sospechoso había amenazado previamente con matar a policías, indicó la policía. La investigación se centra en un hombre de raza blanca que durante la persecución posterior y el intento de negociación se identificó a sí mismo como James Boulware.

El jefe de Policía de Dallas dijo que hasta que no se cuente con huellas dactilares del sospechoso no pueden confirmar con certeza la identidad del supuesto atacante, pero que las autoridades habían respondido previamente a tres incidentes de violencia doméstica relacionados con Boulware.

RML (efe, reuters)