1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Abandona Pakistán el expresidente Musharraf

El ex-mandatario, que enfrenta cargos por asesinato y traición, recibirá tratamiento médico en el extranjero. Musharraf fue durante una década el hombre fuerte de Pakistán.

El expresidente Pervez Musharraf, acusado entre otros de un delito de traición, abandonó Pakistán después de que el Tribunal Supremo confirmara que podía hacerlo después de tres años de prohibición impuesta por el Gobierno.

"Soy un comando y amo a mi país. Volveré en pocas semanas o meses", dijo el exgeneral a los medios paquistaníes en el aeropuerto de Karachi, de donde partió hacia Dubai.

Las televisiones locales mostraron imágenes de Musharraf saliendo de madrugada de su casa entre fuertes medidas de seguridad y llegando al aeropuerto, donde embarcó en el vuelo.

El exgeneral, quien debía declarar el 31 de este mes ante el tribunal que lo juzga por traición, viaja al extranjero para recibir tratamiento médico, según defendieron sus abogados.

El Ejecutivo del primer ministro Nawaz Sharif, derrocado por el entonces militar en un golpe de Estado en 1999, prohibió a Musharraf salir del país tras presentar una denuncia en su contra en 2013 por alta traición, un delito que podría conllevar la pena de muerte.

El Supremo ratificó el lunes la decisión tomada en 2014 por el Tribunal Superior de la provincia sureña de Sindh, cuya capital es Karachi, de permitir la salida de Musharraf y rechazó la apelación del Gobierno.

Promete regresar

El ministro de Interior, Nisar Ali Khan, afirmó ayer que permitían la salida de Musharraf, quien prometió regresar en entre cuatro y seis semanas para hacer frente a todos los casos judiciales en su contra

Musharraf, que ejerció el poder en el país durante casi una década tras el golpe de Estado, fue ingresado en un hospital en dos ocasiones el mes pasado y sus doctores recomendaron que recibiese tratamiento médico en el extranjero, según la oficina del exmilitar.

El exjefe del Ejército está en medio de una maraña de juicios abiertos.

El principal caso en su contra y que se sigue en un tribunal especial se abrió a instancias del Gobierno por traición por suspender el orden constitucional y decretar la detención de decenas de jueces en 2007, durante un pulso con el Poder Judicial.

Musharraf, único de los cuatro dictadores militares de Pakistán que ha sido arrestado, intentó hace tres años reanudar su carrera política al volver al país para participar en los comicios generales, pero la justicia se lo impidió y acabó detenido.

EL(efe, ap)

DW recomienda