A Uruguay le bastó una mordida para eliminar a Italia | Los campeones mundiales | DW | 24.06.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Los campeones mundiales

A Uruguay le bastó una mordida para eliminar a Italia

La Celeste derrotó por la cuenta mínima a la selección de Andrea Pirlo y clasificó a segunda ronda. Costa Rica empató sin goles con Inglaterra.

Los latinoamericanos se tomaron el llamado “grupo de la muerte”, el D. Se suponía que Costa Rica era el invitado de piedra de una parrilla donde corrían como favoritos presuntamente Italia e Inglaterra, los países que terminaron yéndose a casa más temprano. Este martes (24.06.2014), en sus respectivos encuentros, ambos planteles latinoamericanos demostraron que este Mundial no está para confirmar tradiciones, sino para romper esquemas.

El partido de Uruguay con Italia estuvo dentro de lo esperado para un choque entre ambas selecciones: mucha pierna fuerte, centros e interrupciones de las jugadas en el medio terreno, debido a las fricciones generadas entre los jugadores puestos en la cancha para destruir el juego rival. Mario Balotelli, llamado por muchos a confirmar su calidad en este Mundial, fue una sombra de sí mismo y fue reemplazado en el segundo lapso.

El uruguayo Luis Suárez, en tanto, solamente apareció con claridad en el segundo tiempo, pero no precisamente por jugar un partido de grandísimo nivel, como el que protagonizó contra Inglaterra, sino por su faceta más polémica: permanente discutidor de jugadas y polemista empedernido, el 9 uruguayo mordió en el hombro al defensa italiano Giorgio Chiellini, en una jugada tan insensata como innecesaria por el trámite del partido.

La selección de Costa Rica ganó invicta su grupo.

La selección de Costa Rica ganó invicta su grupo.

Costa Rica, el mejor

A Uruguay lo benefició la correcta expulsión de Claudio Marchisio, quien propino una patada brutal a Egidio Arévalo delante del árbitro, en el minuto 59. A esas alturas, Italia ya no contaba con Balotelli en la cancha y jugaba al contragolpe, apostando a un empate que los dejaba en segunda ronda. Pero en el minuto 80, Diego Godín cabeceó un lanzamiento de esquina y puso a los uruguayos en los octavos de final. En un grupo con tres campeones mundiales, dos de ellos, los europeos, verán las siguientes rondas en la comodidad de sus hogares.

En el partido jugado a la misma hora, Costa Rica confirmó su excelente nivel futbolístico al empatar sin goles con Inglaterra y conseguir el primer lugar en el grupo. El encuentro, jugado en el Estadio Mineirao de Belo Horizonte, mostró a una selección centroamericana presionando desde el primer minuto, sin temor ni respeto por la historia del rival, a sabiendas de que, por lo mostrado en lo que va del torneo, sin ninguna duda es el mejor plantel de su grupo.

Inglaterra, eliminada y pensando en las vacaciones, no alineó a algunas de sus figuras más reconocidas, como el portero Joe Hart, Steven Gerrard, Rahem Steerling o Wayne Rooney, los que ingresaron –salvo Hart– cuando el segundo tiempo estaba muy avanzado. Su presencia, en todo caso, no cambió un destino que ya estaba escrito hace rato: Costa Rica primera de su grupo, invicta y botando a dos grandes del fútbol mundial gracias a su buen fútbol y orden táctico.

Diego Zúñiga

DW recomienda