1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Así es Alemania

A media tabla en educación

Alemania ocupó el sitio once en la evaluación de 25 naciones en lo que respecta a la educación durante la primera infancia. Pobres e inmigrantes se encuentran en especial desventaja, dice Unicef.

default

Alemania gana notas bajas en educación de los más pequeños.

Alemania se ubica en una posición intermedia entre las naciones industrializadas, en lo que corresponde al sistema para el cuidado de los niños más pequeños. A esta conclusión llegaron los autores de un estudio auspiciado por el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef).

Eingang zur Kita Die wissen was Armut ist , meine Kinder! - Reportage aus einem Kinderhort in Köln-Bilderstöckchen

En algunas instituciones alemanas las condiciones son deplorables.

De los países industrializados, Suecia es el único que cumplió con los diez criterios evaluados en el documento, según el organismo. En Alemania, uno de los problemas principales es el de la pobreza en la que viven las familias: se calcula que 16 por ciento de los niños alemanes viven en hogares en los que impera la precariedad. También hace falta una mayor capacitación de quienes se encargan de impartir educación a los niños.

Los lastres de la educación

El estudio vuelve a poner el acento en un tema conocido para la sociedad alemana: a menudo son los niños de familias pobres o inmigrantes los que no reciben educación externa durante la primera infancia.

“Estas familias necesitan encontrar un vínculo con la sociedad”, dice Katharina Spieß, investigadora en pedagogía. De otro modo, agrega, los niños en esta situación se verán en desventaja cuando se integren a la educación primaria obligatoria a partir de los seis años de edad.

La educación externa durante la primera infancia es esencial para el desarrollo social, emocional y cognitivo de los niños, afirmó en Berlín Peter Adamson, uno de los autores del documento.

En Alemania, más del 80 por ciento de los niños entre tres y seis años de edad reciben educación fuera del hogar. Este nivel es diez por ciento superior al promedio del resto de las naciones industrializadas; sin embargo, es inferior al de Francia e Italia, donde es prácticamente de 100 por ciento, o de Suecia, donde se alcanza un nivel de 90 por ciento.

Bundesfamilienministerin Ursula von der Leyen besucht Kita

La ministra alemana de la Familia, Ursula von der Leyen.

Pero los porcentajes varían mucho de acuerdo entre unos y otros Estados federados de Alemania. Tan sólo en Baden-Württemberg los niveles oscilan entre 2 y 21 por ciento, según las conclusiones del estudio de Unicef.

Reacciones en Berlín

Los resultados no parecieron sorprender a la ministra alemana de la Familia, Ursula von der Leyen. “El estudio comprobó que estamos muy bien en algunos aspectos, y que debemos mejorar en otros”, dijo la funcionaria.

Deutschland Private Kita auf Rügen

Kindergarten privado en la ciudad de Rügen.

“Lo positivo radica en la implementación de la ayuda económica para padres y en la educación de los niños mayores de cuatro años. En cambio, debemos superarnos en la protección a los niños más pequeños y en la capacitación de los educadores”, agregó.

Diana Golze, vocera del partido La Izquierda en materia de niñez y educación, lanzó duras críticas con motivo de este informe. “Los resultados deben servir para que el gobierno federal finalmente salga de su letargo en lo que respecta a la política educativa”, dijo la portavoz.

Mientras los países escandinavos ocupan los primeros sitios en el estudio de Unicef, en los últimos aparecen Irlanda, Canadá y Australia. Estados Unidos, Suiza y España solamente cumplieron con tres de los criterios esenciales para evaluar la educación durante la primera infancia.

DW recomienda