1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Cultura

A 25 años de su muerte: Borges bajo la mirada alemana

La obra de Jorge Luis Borges es publicada, estudiada y traducida como uno de los grandes de la literatura mundial. Expertos en el autor argentino nos hablan de la trascendencia de sus escritos y su relación con Alemania.

default

María Kodama, viuda de Borges, encabezó un coloquio sobre la obra de Borges en Leipzig, en 2010. (Archivo)

“Ni siquiera me gusta la idea de que me recuerden después de muerto. Espero morir, olvidarme y ser olvidado”, dijo el escritor argentino Jorge Luis Borges en una entrevista en 1973. Pero a 25 años de su muerte, su obra sigue tan vigente y actual, que es imposible pensar la literatura universal sin él.

El erudito de una memoria excepcional y aguda inteligencia, el incansable lector, el viajero al que siempre le importaba volver a Buenos Aires, hoy descansa en un cementerio en Ginebra, donde falleció a los 86 años. “Siempre imaginé que el Paraíso sería algún tipo de biblioteca“, dijo también. Al menos, él se encargó de poblar las de la Tierra con numerosos títulos y todavía más volúmenes de estudiosos que siguen su obra.

Gisbert Haefs

Gisbert Haefs, traductor de la obra de Borges al alemán.

El autor de “El Aleph” y “Ficciones” es mucho más que un narrador, ensayista y poeta fascinante. Es también un pensador siempre vigente y con múltiples facetas por descubrir. En Alemania, es motivo de estudio y revisión a través de seminarios y tesis doctorales que hablan de su impacto en la literatura latinoamericana y universal.

“El interés del mundo académico por la obra de Borges ha aumentado”, indica el profesor Alfonso de Toro, director del Centro de Investigación Iberoamericana de la Universidad de Leipzig y experto en la obra del escritor argentino. “No es sólo un literato –señala-. También es un pensador, un filósofo, un autor que transcribió géneros, que deshizo e hizo todo. Y eso es muy atractivo para los alemanes”.

Cuando este 14 de junio se cumplen 25 años de la muerte de Jorge Luis Borges, homenajes de todo tipo recordarán al escritor argentino alrededor del mundo. La Fundación Internacional que lleva su nombre y que dirige su viuda, María Kodama, ha denominado el 2011 como “Año Borges”, en Venecia se inaugura un laberinto también llamado como él y sus obras son reeditadas en distintos idiomas.

Borges en alemán

Borges comenzó a leer desde muy pequeño. “No recuerdo una época en la que no supiera leer ni escribir”, comentó en una entrevista. Lo hacía tanto en español como en inglés, idioma de su abuela materna. Las primeras lecturas fueron los cuentos de los hermanos Grimm en versión inglesa. En su adolescencia en Europa aprendió el alemán por sus propios medios, leyendo a Heine con un diccionario inglés-alemán en la mano. Más tarde tradujo, entre otros, a Kafka e incluso le dedicó un poema a esta lengua.

En Alemania, las obras completas de Borges han sido reeditadas y engrosadas con nuevos escritos, en una colección de primera calidad. La editorial Hanser, que califica a Borges como “el más grande escritor argentino y un clásico de la literatura universal” publicó hace algunos meses “Ein ewiger Traum”, una selección de ensayos no editados en libro por el autor. “Es una variedad de textos casi desconocidos, publicados por primera vez en alemán”, señala la editorial.

Alfonso de Toro

Alfonso de Toro, catedrático de la Universidad de Leipzig y experto en la obra de Jorge Luis Borges.

Según Alfonso de Toro, las mejores traducciones que ha leído de Borges son al alemán, al francés y al inglés. “Las traducciones al alemán son impecables, muy buenas. Es un placer leer a Borges en este idioma”, indica.

El hombre detrás de estas traducciones es el escritor alemán Gisbert Haefs, quien desde 1981 ha transcrito y revisado toda la obra de Borges. Es difícil cuantificar de cuántos libros se trata. Ahí están la edición de bolsillo (Fischer) de 20 volúmenes, la nueva de cubierta dura de Hanser, que la reagrupa en 13 tomos con algunos agregados, como el libro de ensayos y una selección de diálogos, y la anterior, también de Hanser (1981-1987), de la cual ocho volúmenes estuvieron a cargo suyo.

¿Cómo se ve la obra de Borges, desde la perspectiva del traductor al alemán? Siga leyendo...

DW recomienda

Enlaces externos