9 de octubre de 1989: un hito histórico | Alemania | DW | 09.10.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

9 de octubre de 1989: un hito histórico

Las Manifestaciones de los Lunes en 1989 precedieron al ocaso de la RDA. Las marchas del 9 de octubre en Leipzig no fueron las primeras, pero sí las más grandes. Un momento histórico decisivo, dice Alexander Kudascheff.

El 9 de octubre de 1989 es un día histórico para la libertad alemana y europea. Ese día, 70.000 alemanes se congregaron en Leipzig para manifestar en contra del PSUA, el Partido Socialista Unificado de Alemania, o SED en alemán. Los manifestantes alzaron su voz contra de dirigentes comunistas, diciendo: “Nosotros somos el pueblo”. Fueron manifestaciones masivas que salieron del fondo de la sociedad para combatir las altas esferas del poder. El pueblo quería libertad: libertad de vida, libertad en la sociedad, libertad para viajar, y aún más importante: libertad para cruzar la frontera. Las protestas se volvieron más y más fuertes, no sólo los lunes en Leipzig, sino también en ciudades como Halle y Eisenhüttenstadt. Miles de manifestantes frustrados se habían despedido interiormente del sistema de la RDA. Fue una manifestación que vino de adentro: en la RDA para acabar con la RDA.

El 9 de octubre fue un hito en la historia de la libertad alemana de 1989. Fue el día, en que 70.000 ciudadanos tuvieron la valentía de decir abiertamente “no” a la RDA. Fue el inicio de las protestas pacíficas que duraron cuatro semanas y que tuvieron como desenlace la caída del Muro el 9 de noviembre de 1989. Fue un día, en el que los alemanes y los pueblos del Europa Oriental se unieron y se sublevaron contra el comunismo, contra la dictadura, contra los partidos únicos y contra el predominio de Moscú. Lo que comenzó en Polonia a principios de la década de 1980 con el sindicato independiente Solidarność–con el apoyo del papa polaco Juan Pablo II–, estalló finalmente durante estas cuatro semanas en la Alemania del Este, Polonia, Checoslovaquia y Hungría. El pueblo se rebeló y derrumbó las dictaduras comunistas.

Con gran pomposidad, justo dos días antes del 9 de octubre, la RDA había celebrado con un desfile militar el 40 aniversario de la creación del Estado. Claro indicio de que el Partido y los dirigentes no habían tomado en serio las señales y los deseos de cambio. El 9 de octubre empezaron los alemanes del este a escribir historia.

Alexander Kudascheff DW Chefredakteur Kommentar Bild

Alexander Kudascheff.

Fueron cuatro semanas de manifestaciones pacíficas que acabaron con la división de Europa. El régimen primero fue desafiado y luego barrido pacíficamente del poder. El 9 de octubre fue el prolegómeno de la libertad en Alemania. Un día del que los ciudadanos de Leipzig se pueden sentir orgullosos. Fue el día en que el pueblo le perdió el miedo a la dictadura.