1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

795 millones de personas aún padecen hambre

La población que padece hambre en los países en vías de desarrollo se ha reducido en alrededor de un 50 por ciento en los últimos 25 años, según un informe publicado hoy por tres agencias de las Naciones Unidas (ONU).

La población que sufre hambre en los países en vías de desarrollo bajó de un 23,3 por ciento en el período 1990-92 al 12,9 por ciento en el período 2014-16, indicaron la Organización Mundial para la Alimentación y la Agricultura (FAO), el Fondo Internacional para el Desarrollo Agrícola (IFAD) y el Programa Mundial de Alimentos (PMA).

Sin embargo, en términos absolutos, 795 millones de personas -alrededor de una de cada nueve personas- no tienen suficiente comida en la actualidad, señalaron las tres agencias de la ONU en el informe titulado "El estado de la inseguridad alimentaria en el mundo". En los años 1990-92, esa cantidad fue de 991 millones de personas.

La FAO, el IFAD y el PMA señalaron que América Latina y el este y sureste de Asia fueron en el período 1990-2015 las regiones que mejor cumplieron los Objetivos del Milenio, además de haber logrado el objetivo más ambicioso de reducir el hambre en términos absolutos y no solo como porcentaje de la población total. Por el contrario, los países con el peor resultado se situaron en África Central y el oeste de Asia, donde en vez de disminuir, se registró un aumento de la población desnutrida.

Los logros de América Latina

Jose Graziano Da Silva, director de la FAO.

Jose Graziano Da Silva, director de la FAO.

El director general de la FAO, José Graziano da Silva, afirmó que América Latina demuestra que la protección social que desarrolló la región es un aliado para reducir el hambre mundial.

"Hemos aprendido de América Latina que la protección social ayuda mucho", dijo Da Silva en la presentación del informe. El texto revela que en América Latina la prevalencia de la subalimentación cayó del 13,9 % en 1990-1992 a menos del 5 % en 2014-2016, mientras que el número de personas subalimentadas se redujo desde 58 millones hasta menos de 27 millones.

Los avances globales en la región se deben, según la ONU, a "los buenos resultados económicos generales, el crecimiento constante de la producción agrícola y la aplicación satisfactoria de políticas de protección social".

ER (dpa, efe)

DW recomienda