1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

5+1 e Irán: entre acuerdos técnicos y divergencias políticas

Muchos asuntos técnicos sobre el programa nuclear iraní están casi resueltos, pero diferencias políticas siguen obstaculizando un acuerdo entre Irán y las potencias occidentales.

Así lo informaron fuentes de ambas partes de la negociación en Lausana. En la ciudad suiza se encuentran los ministros del Exterior de China, Francia, Estados Unidos, Alemania, Rusia y Reino Unido, para trabajar junto a su homólogo iraní, Mohammed Yavad Zarif, en el borrador del acuerdo que recortará la actividad nuclear de la República Islámica a cambio de una suspensión de las sanciones económicas en su contra.

"Las cuestiones técnicas están resueltas en gran medida", incluyendo el número de centrifugadoras que se permitirá mantener a Irán para enriquecer uranio, dijo a la prensa una fuente informada iraní sobre las negociaciones en marcha. Teherán podría aceptar que sólo 6.000 de sus centrifugadoras enriqueciesen uranio, en comparación con las 10.000 que actualmente lo hacen, añadieron fuentes en la capital iraní.

Pero aunque este asunto está casi resuelto, hay otros más políticos que aún no han sido aclarados, como la duración de los acuerdos, el alcance futuro de los esfuerzos nucleares iraníes, o la velocidad y la secuencia del levantamiento de las sanciones contra el país persa. Precisamente a ese respecto, Teherán estaría dispuesta a aceptar restricciones más severas en su programa nuclear a cambio de acortar la duración de las mismas, que algunos países del grupo 5+1 proponen que sea de 15 años, indicaron fuentes iraníes. Teherán quiere que el acuerdo dure lo menos posible, para que así se pueda poner fin a las sanciones económicas rápidamente y se reactive su economía.

Preocupación árabe e israelí

El grupo 5+1 intenta evitar que Irán consiga desarrollar armas nucleares, mientras que Teherán niega ese fin. Las partes se impusieron de plazo hasta el martes para llegar a un acuerdo preliminar. Posteriormente se trabajaría en un acuerdo más amplio y definitivo que se quiere cerrar antes de julio de este año. El secretario de Estado norteamericano, John Kerry, canceló sus compromisos para este lunes (30.03.2015) en Estados Unidos y decidió quedarse en Suiza, mientras los ministros de Exteriores francés y alemán, Laurent Fabius y Frank-Walter Steinmeier, respectivamente, cancelaron una prevista visita conjunta a Kazajstán.

El potencial acuerdo preocupa a los países árabes y a Israel, pues podría poner fin al aislamiento internacional de Irán y aumentar su influencia en la región. El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, insistió de nuevo este domingo en su oposición a un acuerdo nuclear con Irán, a cuyos "peones" acusó de estar conquistando amplias partes de Yemen y puntos estratégicos para el comercio mundial del petróleo de forma paralela a las negociaciones en Suiza. "El eje Irán-Lausana-Yemen es muy peligroso para la humanidad y hay que detenerlo", dijo Netanyahu. Y así lo hizo saber a diputados republicanos y demócratas en el Congreso estadounidense, con quienes ha conversado por teléfono, agregó.

RML (efe, dpa)