1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Así es Alemania

50 manifestaciones en Alemania contra la "dictadura de los bancos"

Miles de personas se unen en Alemania a la jornada internacional de protesta contra el sistema financiero y la gestión de la actual crisis. Gritos contra el capitalismo y los bancos se escuchan en 50 ciudades germanas.

default

"Por la revolución social mundial": pancarta desplegada en Berlín.

“Los jóvenes tienen razón al estar indignados”, reconocía Mario Draghi. En Fráncfort del Meno, hacia la institución que el italiano dirigirá a partir del próximo noviembre - el Banco Central Europeo - marchaban este sábado (15.10.2011) unos cuantos miles de personas. Por el camino iba la caravana animando a los paseantes a sumarse a la protesta. “Occupy Frankfurt” es el eslogan, a imagen y semejanza del “Occupy Wall Street” estadounidense, que este fin de semana se extiende por el mundo como grito popular de descontento. En Alemania se unían a las acciones internacionales, a parte de Fráncfort, unas 50 ciudades, entre ellas Berlín, Múnich y Colonia.

Demonstration gegen die Macht der Finanzmärkte Flash-Galerie

Unas 5.000 personas se congregaron frente a la sede del BCE en Fráncfort del Meno, dispuestas a "ocupar" la zona.

No es sólo la falta de perspectiva

Económicamente, teniendo en cuenta los niveles de desempleo y los malos pronósticos de crecimiento en algunos países, “no nos encontramos en nuestra mejor época”, continuaba Draghi. Pero no es sólo la falta de perspectivas lo que ha llevado a los jóvenes – y no tan jóvenes – a tomar las calles de Alemania. Es el funcionamiento en sí del sistema financiero lo que despierta las iras ciudadanas, sobre todo en Fráncfort, desde donde operan muchos de los grandes bancos. “Especuláis con nuestra vida”, les decían las pancartas.

Tampoco con el modo en el que se gestiona la actual crisis, salvando directa o indirectamente entidades bancarias a cargo del contribuyente, están satisfechos quienes hoy protestan. “Rescaten a los ahorradores, no a los bancos”, rezaba un cartel desplegado en Múnich. Unas 1.000 personas exigían en la ciudad bávara que se graven con impuestos las transacciones financieras y pedían a los clientes de “bancos malos” que clausurasen sus cuentas.

Y como objeto de las críticas públicas no podía faltar el ejercicio político. Del movimiento 15M español han adoptado los alemanes la demanda “¡democracia real ya!”, que traducida a “echte Demokratie jetzt!” recorría junto a los aproximadamente 1.500 congregados el centro de Colonia. En Berlín, la protesta iniciada en Alexanderplatz tenía por simbólico destino final la Cancillería, el lugar en el que tanto se decide acerca del futuro de Europa.

Las manifestaciones se dirigen contra lo que se ha venido a llamar la "dictadura de los bancos". "Contra los poderosos del sistema financiero, contra el que el beneficio se coloque por delante del ser humano”, resumía Wolfram Siener, portavoz del movimiento “Occupy Frankfurt” los motivos de los indignados germanos, según la agencia de noticias rtrd.

40.000 personas, según Attac

Occupy Wall Street Proteste in New York

El ejemplo de las protestas en Wall Street cunde en Europa.

Lo sucedido en Wall Street durante las últimas semanas ha hecho saltar la chispa en Alemania, aseguraba Frauke Distelrah, portavoz del grupo antiglobalización Attac, a la agencia afpd. Como en el centro financiero estadounidense, los activistas están en Fráncfort dispuestos a plantar sus tiendas de campaña frente al BCE y “ocupar” la entrada a la institución de la que pronto Mario Draghi será jefe. Hasta el próximo miércoles (19.10.2011) han recibido las acampadas permiso policial.

En total, Attac calcula que unas 40.000 personas han aireado su descontento este sábado en Alemania. Una “señal de alarma”, en opinión de Michael Sommer, director del sindicato alemán DGB, que debería llevar a “los gobiernos de todo el mundo a colocar en el centro de sus políticas el derecho de las personas a una vida mejor y no los intereses de los mercados financieros”.

También de algunos partidos reciben los manifestantes muestras de apoyo. “El dinero que los especuladores han perdido le pertenece a la gente”, declaró la secretaria general de los socialdemócratas alemanes, Andrea Nahles, por eso es hora, añadió, de que “los gobiernos tengan el valor de acabar con la actividad desenfrenada de los mercados financieros”. Y el presidente de La Izquierda, Klaus Ernst, advertía en una entrevista concedida al grupo mediático WAZ que, mientras no se controle a los mercados, “las protestas no dejarán de crecer”.

Autor: Luna Bolívar

Editor: Pablo Kummetz

DW recomienda