1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

33 muertos en Yemen tras bombardeo de edificio

La coalición liderada por Arabia Saudita atacó la principal sede de la policía en Saná, ciudad que está bajo control de los rebeldes hutíes.

Un ataque aéreo lanzado por la coalición árabe liderada por Arabia Saudita destruyó el edificio de las fuerzas de seguridad de Saná, capital de Yemen, causando la muerte de al menos 33 personas y dejando otras treinta heridas, informó este lunes (18.01.2016) el Ministerio de Salud controlado por los rebeldes hutíes. La mayor parte de las víctimas del bombardeo son soldados y policías, informó un portavoz del ministerio.

La sede policial, ubicada en el centro de Saná, quedó totalmente destruida y durante los trabajos de búsqueda, los rescatistas encontraron numerosos cadáveres entre los escombros vestidos con uniformes policiales o pijamas, pues el ataque tuvo lugar de madrugada y provocó el derrumbe del techo de los dormitorios donde descansaban los agentes. Los heridos fueron trasladados a hospitales cercanos.

Saná, en manos de los rebeldes hutíes desde septiembre de 2014, es blanco frecuente de bombardeos de la alianza militar encabezada por Arabia Saudita, que inició su ofensiva en marzo pasado, ayudando a las fuerzas leales al presidente Rabbo Mansur Hadi en su intención por retomar el control de la capital. Desde entonces, el conflicto entre hutíes y leales al mandatario ha dejado más de 6.000 muertos.

Ataques contra hospitales

En tanto, la ONG Médicos Sin Fronteras denunció que más de 130 estructuras han sido bombardeadas por tierra o desde el aire en los últimos meses en Yemen. Juan Prieto, coordinador general de la institución, dijo a la agencia EFE que “los hospitales y las estructuras de salud, que deberían ser lugares seguros, de curación para la población, ya no parecen ser seguros para los pacientes o para el personal sanitario que trabaja en ellos”.

El pasado 3 de diciembre, la coalición militar árabe bombardeó un hospital de campaña de MSF en la ciudad meridional de Taiz, donde nueve personas resultaron heridas, dos de ellas trabajadores de la ONG. En octubre, otro hospital apoyado por MSF quedó completamente destruido tras ser bombardeado en el distrito de Haydán, en Saada. Arabia Saudita negó entonces que sus aviones bombardeen hospitales y criticó a la ONU por atribuirles el ataque.

DZC (EFE, dpa, Reuters)


DW recomienda