1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

16 detenidos en enorme operación antiterrorista en Bélgica

La fiscalía informó que el principal sospechoso buscado por la policía, Salah Abdeslam, no está entre las personas capturadas.

Un gigantesco operativo desplegó la policía de Bélgica la noche de este domingo, logrando la detención de 16 personas sospechosas de tener algún grado de relación con movimientos radicales y eventualmente haber participado en los atentados ocurridos en París el pasado 13 de noviembre. Pese al despliegue de las fuerzas de seguridad, el principal sospechoso buscado por las autoridades, Salah Abdeslam, no fue encontrado.

La Fiscalía dio una conferencia de prensa en la madrugada de este lunes (23.11.2015), detallando que hubo un total de 19 registros en viviendas de Bruselas y otros tres en Charleroi. El fiscal federal Eric van der Sypt dijo que “no se encontraron armas de fuego o explosivos” en los allanamientos. Pese a ello, en el barrio de Molenbeek, en el corazón de Bruselas, se produjo un tiroteo en la calle durante la acción policial.

Esto, debido a que un vehículo intentó evitar el cerco policial, lo que hizo que los agentes abrieran fuego contra el automóvil, hiriendo a uno de sus ocupantes. Los investigadores adelantaron que el trabajo “continúa”. El principal objetivo de estos procedimientos era Abdeslam, sobre quien pesa una orden de detención internacional desde los atentados en París, que causaron la muerte de 130 personas.

Silencio en las redes

Bruselas se encuentra desde el sábado en un estado de excepción, con el comercio cerrado y la recomendación de evitar las grandes aglomeraciones, ante el riesgo de que ocurra un atentado como el de París. Ello ha convertido a la ciudad en una suerte de descampado con fuerte presencial militar y policial. Esto se extenderá al menos hasta el lunes, luego de que las clases en las escuelas y universidades fueran suspendidas y se ordenara el cierre del Metro.

Durante esta noche, un gran número de agentes cerró calles y llamó a la poca gente que circulaba a mantenerse fuera de la zona donde se realizaban los operativos. También se ordenó alejarse de las ventanas. Además, la policía pidió que no se difundieran en las redes sociales los movimientos de las fuerzas de seguridad, para no entorpecer las operaciones, y solicitó a los medios de comunicación que no precisen con exactitud dónde se desarrollan las intervenciones.

Los operativos tienen lugar poco después de que el Gobierno de Charles Michel mantuviera en el nivel 4 la alerta terrorista, la máxima posible, al persistir un alto riesgo de atentados por parte de “varias personas y en distintos lugares”. El resto del país mantendrá el nivel de alerta en 3, que significa que existe la posibilidad de un ataque.

DZC (EFE, dpa, AP, Reuters)


DW recomienda