15 detenidos en la mayor operación antiterrorista de la historia de Australia | El Mundo | DW | 18.09.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

15 detenidos en la mayor operación antiterrorista de la historia de Australia

La policía de Australia detuvo a 15 personas en un operativo contra individuos vinculados con grupos islamistas que al parecer planeaban decapitaciones públicas, informó hoy a la prensa el primer ministro, Tony Abbott.

Cientos de policías y agentes de inteligencia registraron viviendas en varios barrios de las afueras de Sídney, donde tuvieron lugar las detenciones, y de Brisbane, donde se celebrará en noviembre la cumbre del G20. 15 personas fueron detenidas en la que según los medios ha sido la mayor operación antiterrorista en la historia del país.

Acusación de terrorismo

Un sospechoso, Omarjan Azari, fue acusado de conspiración para cometer un atentado terrorista en suelo australiano horas después de su detención. La fiscalía acusó a Azari ante la corte central de Sídney de buscar propagar la conmoción y el terror en la sociedad, informó el canal ABC.

La policía aseguró que la orden de atacar en Australia había sido dada hace dos días por un destacado miembro del grupo terrorista Estado Islámico (EI) en el país, Mohammad Ali Baryalei, en una llamada telefónica que fue interceptada. Se sospecha que Baryalei es el responsable de haber reclutado a la mayoría de los australianos que combaten con el EI en Irak y Siria, donde el grupo quiere crear un califato.

“Esta ha sido una gran operación que refleja los retos a los que nos enfrentamos en este momento", resaltó Andrew Scipione, portavoz de la Policía de Nueva Gales del Sur.

Australia y la lucha contra el EI

Tony Abbott mit Soldaten die IS in Irak bekämpfen sollen 18.09.2014

Tony Abbott conversa con soldados que han de combatir contra el EI.

El pasado viernes, Australia elevó la alerta terrorista al nivel "alto" ante la amenaza de atentados en medio de la ofensiva internacional contra el Estado Islámico (EI) en Siria e Irak. El país oceánico, que ya había realizado misiones humanitarias en Irak para ofrecer ayuda a minorías étnicas amenazadas por los extremistas del EI, envió a principios de semana el primer contingente de tropas que planean combatir a los yihadistas.

Se espera que unos 600 soldados australianos se trasladen a una base ubicada en los Emiratos Árabes Unidos, además de varios cazas y aviones de apoyo, en respuesta a una petición de EE.UU para contribuir a la lucha internacional contra el EI.

Según el Gobierno, unos 60 australianos militan en las filas del Estado Islámico, mientras que otros 100 trabajan activamente en Australia para dar apoyo logístico al grupo islámico radical y reclutar yihadistas.

ER (dpa, efe)