Último intento: presidente de Grecia sondea acuerdo para formar gobierno | Europa | DW | 12.05.2012
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Último intento: presidente de Grecia sondea acuerdo para formar gobierno

Karolos Papoulias, "última esperanza" para lograr lo "imposible", inicia sondeos de acuerdo entre tres partidos. La pregunta es si realmente lo conseguirá o si los griegos tendrán que volver a las urnas en junio.

Evangelos Venizelos y Karolos Papoulias

Evangelos Venizelos y Karolos Papoulias

Unos y otros políticos se culpan mutuamente de las consecuencias del fracaso y en este panorama, el presidente Karolos Papoulias es visto como el último "rayo de esperanza" para lograr lo que parece imposible. La pregunta es ahora si realmente lo conseguirá o si los griegos tendrán que volver a las urnas en junio.

Tras las elecciones del pasado domingo, el presidente ha encargado a tres líderes de partidos distintos los sondeos para formar gobierno. El último en intentarlo fue el socialista Evangelos Venizelos, que fracasó el viernes después de que Alexis Tsipras, el líder de la Coalición de la Izquierda Radical (SYRIZA), segundo en los comicios, se negara a participar en un gobierno que continúe aplicando medidas de austeridad a cambio de rescates.

Hoy Venizelos devolvió al presidente el mandato y el propio Papoulias será quien, a partir de mañana domingo, intente romper el estancamiento político e impulsar un pacto de último minuto. Durante el viernes, parecía haber esperanza, después de que socialistas y el partido Izquierda Democrática (Dimar) acordaran gobernar con dos condiciones: la permanencia en la eurozona y al relajación de los rígidos programas de ahorro. Incluso el partido conservador Nea Dimokratia se mostró dispuesto a participar en la coalición, lo que sumaba 168 diputados de los 300 del parlamento.

La izquierda radical: obstáculo y oportunidad

Ver el video 01:34

Grecia: tarea de forjar un acuerdo de Gobierno.

Pero la formación de un gobierno no podía ser ni será tan fácil, como apuntaba una radio nacional. El líder del partido de izquierdas, Fotis Kouvelis, no estaba dispuesto a cometer un suicidio político y a gobernar en solitario con socialistas y conservadores y puso una condición: la participación de la izquierda radical.

Y Kouvelis sabía de lo que hablaba, después de que los electores le huyeran en masa cuando cooperó con supuestos responsables de corrupción y nepotismo. Por eso quería incluir en el gobierno a su partido hermano, la izquierda radical, que parece seguir prefiriendo la oposición para seguir cosechando votos a raíz de la frustraciónciudadana por los recortes.

De hecho, nuevos comicios les favorecerían. La última encuesta que se conoce les sitúa primeros en votos, con el apoyo de la clase media y trabajadora y el apoyo airado de amplias capas de la población que se han radicalizado. Y podrían hacer la vida imposible a un gobierno en el que no estén representados, con manifestaciones continuas.

Precisamente por eso apuesta también fascistas y autónomos violentos. Los primeros -neonazis los llamó Samaras- ya están en el Parlamento: Amanecer Dorado, un partido que admira a Adolf Hitler, tiene 21 diputados en la nueva cámara.

Y en este panorama, la última esperanza es Papoulias, que se reunirá a partir del domingo primero con los líderes de los partidos más fuertes y después con el resto. Allí tendrá que desplegar todas sus destrezas y su encanto diplomático para forzar una solución. Y según la radio nacional, el presidente quiere seguir negociando en base a la propuesta de Venizelos: una amplia coalición de conservadores, socialistas, izquierda moderada y radical.

Sin embargo, Papoulias tendrá un problema: el político de 82 años fue de joven miembro de la resistencia en la Segunda Guerra Mundial; en los tiempos de la Junta de los Coroneles (1967-1974) estuvo en el exilio y combatió el fascismo. Y ahora tendrá que recibir, como manda la Constitución, a todos los líderes de los partidos, incluido el líder de Amanecer Dorado, de corte fascista y racista, Nikos Michaloliakos.

Sus asesores jurídicos buscan una forma de que eso no ocurra y algunos aconsejan que el presidente hable con los líderes por separado y en caso de un posible acuerdo, sólo se reúna con los dispuestos a cooperar. Así, no tendría recibir a Michaloliakos ante las cámaras. Otros asesores son sin embargo más directos y aconsejan ignorar simplemente la Carta Magna y no invitar a los fascistas.

Fuente: dpa

Editor: José Ospina-Valencia

Audios y videos sobre el tema