Índice Dax: una vida de altibajos | Economía alemana | DW | 30.06.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Economía alemana

Índice Dax: una vida de altibajos

La historia del Dax está llena de altibajos y es reflejo del desarrollo de empresas alemanas y uno de los barómetros más importantes de las bolsas de valores del mundo. Aquí les contamos cómo comenzó su camino al éxito.

El caos rigió el nacimiento del Dax, el índice de la bolsa alemana, dice Frank Mella, exredactor de Finanzas del Periódico de la Bolsa. “En Londres, las malas lenguas dijeron que los alemanes tenían muy pocas acciones en bolsa y muchos índices”, añade. En total había 11 índices de valor, entre ellos, el índice del Periódico de la Bolsa, el del periódico Frankfurter Allgemeine Zeitung y el del Commerzbank. Todos se calculaban independientemente de los otros, desde el punto de vista actual, con métodos anticuados, dice Mella, creador del Dax.

Actualmente, grandes computadoras calculan el valor del Dax en cuestión de segundos. Desde que las computadoras asumieron la mayor parte del trabajo, el parqué de Fráncfort ya no está habitado por agentes de bolsa sino por periodistas y visitantes. “Hoy en día, la bolsa es más bien un escenario mediático”, explica, por su parte, Fidel Helmer, de 66 años, quien comenzó a trabajar en la bolsa en 1970 y ahora es asesor de la banca privada.

¿Qué caracteriza al Dax?

Frank Mella, creador del Dax.

Frank Mella, creador del Dax.

El 1º de julio de 1988 se calculó por primera vez el índice alemán Dax. Si se observa la curva desde esa época, se ve a las claras que, desde hace 25 años, el Dax se mueve en una sola dirección: hacia arriba. Y el mérito corresponde a Frank Mella, que tuvo una idea que pareció algo desquiciada en un principio: luego de un viaje a las bolsas a término de Estados Unidos se le ocurrió crear un índice de acciones a futuro: “Eso era algo totalmente nuevo en Fráncfort, nadie lo conocía”, dice Mella. Al principio, el Dax se presentó de manera tal que era posible comprar opciones o acciones a futuro que especulaban con el desarrollo del valor del índice alemán.

Empresas que forman parte del Dax

Las treinta empresas alemanas que pertenecen al Dax conforman una buena radiografía de la economía alemana. Se las somete regularmente a verificaciones, y puede pasar que una u otra ascienda o descienda en la lista. Los criterios para ingresar al Dax son muchos: una empresa debe formar parte de la lista de las llamadas “Prime standard”, para las que rigen estrictas medidas de transparencia. Además, por lo general, debe tener sede en Alemania y debe operar en el sistema electrónico Xetra.

Bolsa de Fráncfort.

Bolsa de Fráncfort.

Finalmente, la capitalización en el mercado y el volumen en bolsa también son parámetros importantes para su aceptación en el Dax. ¿Pueden estas 30 empresas ser un reflejo del desarrollo de la economía alemana? “Recuerdo que, cierta vez, un presidente del Bundesbank dijo que el Dax no es representativo de la economía alemana, y tal vez tenía razón”, subraya Frank Mella. En el cálculo del Producto Interno Bruto se incluyeron parámetros que no existen en el Dax, por ejemplo, el comercio, la mano de obra, la agricultura, las sociedades. “Es por eso que el Dax no es representativo de la economía alemana, pero sí lo es de la bolsa alemana, ya que abarca cerca de un 60 por ciento de la capitalización y casi un 80 por ciento del volumen de ganancias de la bolsa”, añade.

Autora: Rayna Breuer/ CP
Editor: Diego Zúñiga

DW recomienda