1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

África rechaza el “diésel sucio” de Europa

Compañías europeas de combustible se han beneficiado de la venta de diésel con altos niveles de sulfuro en África occidental. Nigeria y Ghana son los primeros países en adoptar regulaciones estrictas.

Los gobiernos de África occidental han tenido que tomar medidas para detener la importación de combustible con niveles peligrosos de sulfuro y otras toxinas. Una gran parte del denominado "diésel sucio” proviene de Europa, según indica un reporte del año pasado publicado por la organización suiza Public Eye.

El reporte exhibe lo que Public Eye cataloga como "negocios ilícitos” por parte de compañías de petróleo europeas y de comerciantes de materia prima, que venden combustible de baja calidad a países africanos.

Mientras que los estándares europeos prohíben el uso del diésel con un contenido de sulfuro mayor a 10 partes por millón (ppm), en África se exporta con regularidad un diésel con contenido de hasta 3000 ppm.

A partir del 1 de julio, en Ghana y Nigeria entrará en vigor un estándar de 50 ppm para el diésel. "Nos alegra ver este cambio de política” dijo Oliver Classen de Public Eye a DW. "Aún tenemos la esperanza de que otros países de África occidental sigan este ejemplo, como Costa de Marfil y Mali”.

Riesgos a la salud

Una investigación de Public Eye examinó el diésel a la venta en estaciones de gasolina de ocho países africanos y descubrió que más del 60 por ciento de las muestras poseían un nivel de sulfuro 150 veces por encima del límite europeo.

Las ciudades africanas crecen con rapidez. Lagos, la ciudad más grande de Nigeria cuenta con una población de 21 millones, la cual se estima que se duplicará para el año 2050. Ciudades como esta tienen un alto riesgo de contaminación de aire. Aunque el ritmo rápido de la urbanización y la mala calidad de autos en la región son responsables por los altos niveles de contaminación aérea, el diésel sucio también influye.

DW_Nigeria_Integration1 (Katrin Gänsler)

La ciudad de Lagos, ya cuenta con una población de 21 millones de habitantes

Los contaminantes del combustible están implicados en el desarrollo del asma, cáncer del pulmón y enfermedades cardiovasculares. Public Eye asegura que la reducción del sulfuro en los combustibles, más la introducción de autos con controles de emisión modernos, podrían prevenir 25 mil muertes prematuras en el año 2030 y 100 mil en 2050.

Doble moral

Classen explica que su organización apoya cambios en la industria de combustibles. "En Suiza tratamos de aplicar presión a las compañías que se aprovechan descaradamente, despiadadamente y sistemáticamente de una doble moral”.

El reporte se enfoca en el proceso de "mezcla”, con el cual las companias combinan combustibles de alto y bajo nivel, creando así una mezcla que cumpla con los débiles estándares africanos. El reporte agrega que "mientras más cercano esté el producto al estándar mínimo, más ganancia recibe el comerciante”.

Berlin Angela Merkel, Untersuchungsausschuss VW-Skandal | Protest (Reuters/F. Bensch)

Los efectos nocivos del diésel también han causado polémica en Europa

Este producto final, al que se le conoce como "la calidad africana”, no podría estar a la venta en Europa, pero es legal en otras partes del mundo. El proceso de mezcla puede ocurrir en los puertos europeos o cuando los barcos petroleros están en transito.

A pesar de tener grandes reservas de petróleo, África occidental no posee los recursos de refinería para procesar su propio recurso natural y por ello, tiene que importar el combustible refinado del extranjero.

¿Quién es responsable?

Tras el reporte, los gobiernos africanos se comprometieron en cambiar sus regulaciones de combustibles. ¿Pero cuál es la responsabilidad de las compañías europeas? A esto, "las compañías ni siquiera responden” afirmó Classen.

DW contactó a las dos firmas implicadas en el reporte, Trafigura y Vitol, y ambas admitieron que el problema del alto nivel de sulfuro se debe tratar, pero que la responsabilidad le pertenece a los gobiernos africanos, ya que estos son los que deben determinar la calidad del diésel que se vende al consumidor.

Presión para lograr soluciones

Alrededor del 50 por ciento del petróleo europeo destinado a África central proviene de los puertos de Amberes, Róterdam y Ámsterdam, la denominada región ARA. Public Eye ha hecho un llamado a estas zonas, y a los gobiernos de sus países, para que prohíban la exportación de combustibles que no cumplan con el estándar europeo.

Ghana Ölindustrie (imago/Xinhua)

Ghana cuenta posee una gran cantidad de reservas petroleras, pero sólo una refinería.

Por su parte, cinco países africanos ya han cumplido con reducir el nivel legal de sulfuro en el diésel. Mahamadu Bawunia, el vicepresidente de Ghana, confía en que la introducción de nuevas regulaciones logre "reducir  las enfermedades respiratorias causadas por las toxinas de alto contenido de sulfuro”.

Nigeria también espera que para el año 2020 pueda haber reducido a 50 ppm el estándar de todo el combustible producido a nivel domestico. El país africano también ha impuesto ese límite en las cuatro refinerías que posee. 

Rachel Stewart (JCG/EL)

DW recomienda